03/02 - 21:00 Athletic Club vs. Cádiz CF ¡No te lo pierdas! + partidos
Blog › Disfrutar del fútbol › La catedral del fútbol es San Mamés: ¿por qué?

La catedral del fútbol es San Mamés: ¿por qué?

“Un Bilbao sin San Mamés sería como París sin la Torre Eiffel”, decía Luis Fernández, exjugador y técnico francés que entrenó al Athletic Club. Pero… ¿por qué la catedral del fútbol es San Mamés?

Existen varios motivos, mitos y leyendas en torno a por qué San Mamés recibe este apodo. La principal razón es una mera cuestión terminológica, pero la respaldan otras razones que han provocado una gran aceptación y todo un mito en torno a este emblemático estadio.

Razones que explican por qué la catedral del fútbol es San Mamés

Denominación.

El estadio recibió el sobrenombre de “La Catedral” porque los aficionados que acudían al campo decían que iban a San Mamés, pero a “la catedral”, para diferenciarlo del asilo.

Gran aceptación.

Nadie duda de que este centenario estadio sea “la catedral” del fútbol y eso se debe sobre todo al señorío de su afición. Una afición capaz de apreciar el buen fútbol y premiar con aplausos a los equipos y jugadores rivales. El futbolista catalán Xavi Hernández, por ejemplo, se ha despedido en más de una ocasión entre aplausos: “Estoy muy agradecido a la afición de San Mamés, siempre me han tratado muy bien allí y se te llega a poner la piel de gallina cuando te ovacionan”, ha dicho.

Orígenes.

El estadio se encuentra sobre el mismo terreno en el que hubiera una ermita dedicada al Santo Mamés. De ahí que a sus jugadores se les llamen “leones”. También cuentan que cuando se derribó la ermita alguien dijo: “Aquí se va a construir una catedral.”

La afición.

El Athletic Club es como una religión para su afición. Una afición entendida y entregada. Se caracteriza por ir allá donde juega su equipo, ofreciendo un ambiente inigualable en cualquier rincón del mundo. Además, nunca abandona a su equipo, ni lo deja de animar durante todos los partidos. Nueva llamada a la acción